Feeds:
Entradas
Comentarios

LA AGENCIA EFE ESTÁ ACABANDO DE TRANSSCRIBIR LA ENTREVISTA CON EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO ESPAÑOL, MARIANO RAJOY, -LA PRIMERA A UN MEDIO ESPAÑOL. EN CUANTO ESTÉ LISTA YA LO


Empieza un nuevo año y desde blefarostato le queremos desear a todo el mundo que nos bese el culo. En 1945 el final de la guerra trajo esto. La chica de la foto falleció hace unos días.

Hace unos días, antes de acabar el 2011, la crisis nos ha traído más mierda, un nuevo gobierno y más felicidad para el ejército americano.

 


Sí, he leído Libertad de John Franzen y me parece una auténtica puta mierda. Qué le vamos a hacer… Franzen es un imbécil y un petulante y las más de quinientas páginas de la edición en inglés son un coñazo. Que le den… Ha vendido tres millones de copias sólo en Estados Unidos, qué bien.

Lean, si quieren, y juzguen la mayor mierda jamás escrita.


¿Los ministros pueden llorar? Me cago en Dios. Resulta espeluznante ver a la ministra italiana dil Lavoro, Elsa Fornero, como la Piettá, sumida en un llanto porque tienen que recortar. Sinceramente, no provoca mucha confianza, sino más bien un inquietante desasosiego.


Quien sabe si Goethe no pediría hoy el perdón de la deuda griega, como los griegos perdonaron, tras la guerra en 1953, la deuda alemana, al Deuchste Bank entre otros.



El presidente saliente del Congreso, José Bono, es un fascista con peluquín de vello púbico, más preocupado por su imagen personal y la conservación de su patrimonio que por los problemas de los ciudadanos. Su arrogancia, su estupidez, su vanidad, su estulticia, su paternalismo clasista y su imbecilidad han convertido a la Cámara Baja en un salón de peluquería para señoritas. El Congreso con Bono no ha sido más que el Parlamento de la Señorita Pepis.

En vez de preocuparse por aunar divergencias y posturas e intentar encontrar una solución a los problemas económicos de España se ha dedicado a malmeter y a apoltronarse y a enriquecerse aún más.

Bono da asco, ascazo y es un millonario que defiende la lucha de clases. Esos son los políticos reales, esos son los mierdas que nos dan lecciones y que desmantelan con su gilipollez el estado del bienestar.